Devocionales.

Devocional Diaro - Reavivamiento y Reforma - Español

Aférrese del poderoso del cielo, 4 de junio (Tue, 04 Jun 2019)
Sea la luz de Jehová nuestro Dios sobre nosotros, y la obra de nuestras manos confirma sobre nosotros; sí, la obra de nuestras manos confirma. Salmos 90:17. Usted debiera enseñar a sus hijos a controlar su temperamento y a cultivar un espíritu amante y semejante al de Cristo. Diríjalos de tal forma que amen el servicio de Dios, que encuentren más placer en ir a la casa de adoración que a lugares de esparcimiento. Enséñeles que la religión es un principio viviente. Si yo hubiera sido enseñada con la idea de que la religión es una mera emoción, mi vida hubiera sido inútil. Pero nunca permití que la emoción se interpusiera entre el cielo y mi alma. Cualesquiera fueren mis emociones, buscaré a Dios al comienzo de cada día, al mediodía y a la noche, para poder obtener fortaleza de la viva Fuente de poder. Madres... ¿no se les ha dado su tiempo... para ser empleado en hermosear las mentes de sus hijos, y cultivar un carácter amoroso? ¿No debiera ser invertido en aferrarse del Poderoso del cielo, y buscar de El poder y sabiduría para adiestrar a sus hijos para un lugar en su reino, para asegurarles una vida que durará tanto como el trono de Jehová?. ... Quizá la madre se sienta a hacer su trabajo noche tras noche mientras sus hijos van a la cama sin una oración o un beso de buenas noches. No une sus tiernos corazones al suyo propio con las cuerdas del amor; porque ella está “demasiado ocupada”... Algunos pueden preguntarse por qué decimos tanto acerca de la religión del hogar y los hijos. Es por la terrible negligencia de los deberes del hogar de parte de tantos. Como siervos de Dios, padres, ustedes son responsables por los hijos confiados a su cuidado. Muchos de ellos están creciendo sin reverencia, siendo descuidados e irreligiosos, desagradecidos e irreverentes. Si estos hijos hubieran sido adecuadamente orientados y disciplinados, si hubieran sido criados en disciplina y amonestación del Señor, los ángeles celestiales estarían en sus hogares. Si ustedes fueran auténticos misioneros del hogar... estarían... preparando a sus hijos para mantenerse de su lado, como eficientes obreros en la causa de Dios. Qué impresión produce en la sociedad ver a una familia unida en la obra y el servicio del Señor. Una familia tal es un poderoso discurso en favor de la realidad del cristianismo. Otros ven que hay una influencia obrando en la familia que afecta a los hijos, y que el Dios de Abrahán está con ellos. Y lo que tiene una influencia tan poderosa sobre los hijos se siente más allá del hogar, y afecta a otras vidas. Si los hogares de los profesos cristianos tuvieran un molde religioso correcto, ejercerían una poderosa influencia para el bien. Serían en verdad la “luz del mundo”.—The Signs of the Times, 14 de enero de 1886.*
>> Más información

Los cristianos deben reflejar sobre el mundo la luz del cielo, 31 de diciembre (Mon, 31 Dec 2018)
Una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Mateo 5:14, 15. Dijo Jesús a los discípulos: “Vosotros sois la luz del mundo”Mateo 5:14. Así como el sol avanza por los cielos, disipando las sombras de la noche y llenando de brillo al mundo, así también los seguidores de Jesús deben brillar para disipar la oscuridad moral de un mundo entregado al pecado. Pero ellos no tienen luz en sí mismos; deben reflejar sobre el mundo la luz del Cielo. “Una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder”. Nuestros pensamientos y propósitos son la fuente secreta de nuestra acción y por ello determinan nuestro carácter. Los propósitos elaborados en el corazón no necesitan expresarse en palabras o hechos para transformarse en pecado y poner al ser bajo condenación. Cada pensamiento, cada sentimiento y cada inclinación, aunque no sean vistos por los hombres, son captados por el ojo de Dios. Pero sólo cuando el mal, que se ha enraizado en el corazón, se exterioriza en una palabra o en un acto impropio puede el carácter del hombre ser juzgado por su prójimo. El cristiano es un representante de Cristo. Ha de mostrar al mundo el poder transformador de la gracia divina. Es una epístola viva de la verdad de Dios, conocida y leída por todos los hombres. La regla que dio Cristo para determinar quiénes son sus verdaderos seguidores es: “Por sus frutos los conoceréis”Mateo 7:16, 20. La vida cristiana piadosa y la santa conversación son un testimonio diario contra el pecado y los pecadores. Pero debe manifestar a Cristo y no al yo. Cristo es el gran remedio para el pecado. Nuestro compasivo Redentor nos ha provisto la ayuda que necesitamos. El está esperando imputar su justicia al penitente sincero, y encender en su corazón el amor divino que sólo nuestro gracioso Redentor puede inspirar. Los que profesamos ser sus testigos en la tierra, sus embajadores de la corte del Cielo, hemos de glorificar a Aquel que representamos siendo fieles portaluces en el mundo. Todo aquel que al fin obtenga la vida eterna, manifestará aquí celo y devoción en el servicio a Dios. No abandonará el puesto del deber ante la prueba, la tribulación o el vituperio Será un diligente estudiante de las Escrituras, y seguirá la luz a medida que ésta brilla en su camino. Cuando se le presente una clara demanda bíblica, no se detendrá a preguntar: ¿Qué dirán mis amigos si me uno con el pueblo de Dios? Cuando conozca su deber lo cumplirá de corazón y con valor. Jesús dice que no se avergüenza de llamar hermanos a estos seguidores íntegros. El Dios de verdad estará de su lado y nunca los abandonará. Toda aparente pérdida por causa de Cristo les será contada como una ganancia infinita.—The Signs of the Times, 25 de marzo de 1886.
>> Más información

Los de corazón puro reflejarán a Cristo, 30 de diciembre (Sun, 30 Dec 2018)
El que ama la limpieza de corazón, por la gracia de sus labios tendrá la amistad del rey. Proverbios 22:11. En la ciudad de Dios no entrará nada que mancille. Todos los que morarán en ella habrán llegado aquí a ser puros de corazón. En el que vaya aprendiendo de Jesús se manifestará creciente repugnancia por los hábitos descuidados, el lenguaje vulgar y los pensamientos impuros. Cuando Cristo viva en el corazón, habrá limpieza y cultura en el pensamiento y en los modales. Pero las palabras de Cristo: “Bienaventurados los de limpio corazón” (Mateo 5:8), tienen un significado mucho más profundo. No se refieren únicamente a los que son puros según el concepto del mundo, es decir, están exentos de sensualidad y concupiscencia, sino a los que son fieles en los pensamientos y motivos del alma, libres del orgullo y del amor propio; humildes, generosos y como niños... Para los corazones que han sido purificados por el Espíritu Santo al morar éste en ellos, todo queda cambiado. Ellos pueden conocer a Dios. Moisés estaba oculto en la hendidura de la roca cuando se le reveló la gloria del Señor; del mismo modo, tan sólo cuando estamos escondidos en Cristo vemos el amor de Dios. “El que ama la limpieza de corazón, por la gracia de sus labios tendrá la amistad del rey”. Por la fe lo contemplamos aquí y ahora. En las experiencias diarias percibimos su bondad y compasión al manifestarse su providencia... Los de puro corazón ven a Dios en un aspecto nuevo y atractivo, como su Redentor; mientras disciernen la pureza y hermosura de su carácter, anhelan reflejar su imagen. Para ellos es un Padre que anhela abrazar a un hijo arrepentido; y sus corazones rebosan de alegría indecible y de gloria plena. Los de corazón puro perciben al Creador en las obras de su mano poderosa, en las obras de belleza que componen el universo. En su Palabra escrita ven con mayor claridad aún la revelación de su misericordia, su bondad y su gracia... La hermosura y el encanto de la verdad que no disciernen los sabios del mundo se presentan constantemente a quienes, movidos por un espíritu sencillo como el de un niño, desean conocer y cumplir la voluntad de Dios. Discernimos la verdad cuando llegamos a participar de la naturaleza divina. Los de limpio corazón viven como en la presencia de Dios durante los días que El les concede aquí en la tierra y lo verán cara a cara en el estado futuro e inmortal, así como Adán cuando andaba y hablaba con El en el Edén. “Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara”. 1 Corintios 13:12.—El Discurso Maestro de Jesucristo, 25-27.
>> Más información

Sólo la eternidad puede revelar nuestro glorioso destino, 29 de diciembre (Sat, 29 Dec 2018)
Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. 1 Corintios 2:9. Las almas degradadas y esclavizadas por Satanás han de ser redimidas por el Evangelio para participar de la libertad gloriosa de los hijos de Dios. El propósito de Dios no es únicamente libramos del sufrimiento que es consecuencia inevitable del pecado, sino salvarnos del pecado mismo. El alma corrompida y deformada debe ser limpiada y transformada para ser vestida con la “luz de Jehová nuestro Dios”. Debemos ser “hechos conformes a la imagen de su Hijo”. “Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman” Salmos 90:17; Romanos 8:29. Sólo la eternidad podrá revelar el destino glorioso del hombre en quien se restaure la imagen de Dios. Para que podamos alcanzar este alto ideal, debe sacrificarse todo lo que causa tropiezo al alma. Por medio de la voluntad, el pecado retiene su dominio sobre nosotros... A menudo nos parece que entregar la voluntad a Dios es aceptar una vida contrahecha y coja: pero es mejor, dice Cristo, que el yo esté contrahecho, herido y cojo, si por este medio puede el individuo entrar en la vida. Lo que le parece desastre es la puerta de entrada al beneficio supremo. Dios es la fuente de la vida, y sólo podemos tener vida cuando estamos en comunión con El. Separados de Dios, podemos existir por corto tiempo, pero no poseemos la vida... Únicamente cuando entregamos nuestra voluntad a Dios, El puede impartirnos vida. Sólo al recibir su vida por la entrega del yo es posible, dijo Jesús, que se venzan estos pecados ocultos que he señalado. Pueden encerrarlos en el corazón y esconderlos a los ojos humanos, pero ¿cómo comparecerán ustedes ante la presencia de Dios?... Dondequiera que esté el pecado, Dios es para él un fuego devorador... Requiere sacrificio entregarnos a Dios, pero es sacrificio de lo inferior por lo superior, de lo terreno por lo espiritual, de lo perecedero por lo eterno. No desea Dios que se anule nuestra voluntad, porque solamente mediante su ejercicio podemos hacer lo que Dios quiere. Debemos entregar nuestra voluntad a El para que podamos recibirla de vuelta purificada y refinada, y tan unida en simpatía con el Ser divino que El pueda derramar por nuestro medio los raudales de su amor y su poder. Por amarga y dolorosa que parezca esta entrega al corazón voluntarioso y extraviado, aun así nos dice: “Mejor te es”. Hasta que Jacob no cayó desvalido y sin fuerzas sobre el pecho del Angel del pacto, no conoció la victoria de la fe vencedora ni recibió el título de príncipe con Dios.—El Discurso Maestro de Jesucristo, 55, 56.
>> Más información

El testimonio triunfante de Pablo resuena a través de los siglos, 28 de diciembre (Fri, 28 Dec 2018)
He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida. 2 Timoteo 4:7, 8. Este hombre de fe [Pablo] tuvo también la visión de la escalera de Jacob, que representaba a Cristo, que ha unido la tierra con el cielo y al hombre finito con el infinito. Su fe se fortaleció al recordar que los patriarcas y profetas habían confiado en Aquel que era su sostén y consuelo, y por quien estaban dando la vida. De esos santos que a través de los siglos dieron testimonio de su fe, recibió la seguridad de que Dios es fiel. A sus compañeros de apostolado, que para predicar el Evangelio de Cristo salieron a enfrentar el fanatismo religioso y las supersticiones paganas, la persecución y el desprecio; a esos hombres que no les dieron valor a sus propias vidas a fin de llevar en alto la gloria de la cruz en medio del oscuro laberinto de la infidelidad; a esos hombres oyó dar testimonio acerca de Jesús como Hijo de Dios y Salvador del mundo. Desde el tormento, la estaca, el calabozo, y desde los escondrijos y cavernas de la tierra, llegaba a sus oídos el clamor de triunfo de los mártires. Escuchó el testimonio de las almas fieles que, aunque desamparadas, afligidas y atormentadas, daban sin temor el solemne testimonio de su fe, diciendo: “Yo sé a quién he creído”. 2 Timoteo 1:12. Todos ellos, al entregar así sus vidas por causa de su fe, declararon al mundo entero que Aquel en quien habían confiado es capaz de salvar hasta lo sumo. Rescatado por el sacrificio de Cristo, lavado de pecado por su sangre y revestido de su justicia, Pablo llevaba en sí mismo el testimonio de que su alma era preciosa a la vista de su Redentor. Su vida estaba oculta con Cristo en Dios, y él estaba convencido de que quien venció la muerte, es poderoso para guardar cuanto se le confíe. Su mente se aferraba de la promesa del Salvador: “Yo le resucitaré en el día postrero”Juan 6:40. Sus pensamientos y esperanzas giraban en torno de la segunda venida de su Señor. Y al caer la espada del verdugo, y al agolparse sobre el mártir las sombras de la muerte, su último pensamiento se proyecta hacia adelante, para unirse con el primero que surgirá en su mente en el instante del gran despertar: salir al encuentro del Autor de la vida, que le dará la bienvenida para que participe del gozo de los bienaventurados... Como el sonido de la trompeta, su voz ha vibrado desde entonces a través de los siglos, fortaleciendo con su propio valor a millares de testigos de Cristo, y despertando en millares de corazones afligidos el eco de su triunfante gozo... “He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor... en aquel día”.—Los Hechos de los Apóstoles, 422, 423.
>> Más información

Gloriosa será la liberación del pueblo de Dios, 27 de diciembre (Thu, 27 Dec 2018)
Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; me ocultará en lo reservado de su morada; sobre una roca me pondrá en alto. Salmos 27:5. El pueblo de Dios espera con ansia las señales de la venida de su Rey. Y cuando se les pregunta a los centinelas: “¿Qué de la noche?”, se oye la respuesta terminante: “La mañana viene, y después la noche”. Isaías 21:11, 12. La luz dora las nubes que coronan las cumbres. Pronto su gloria se revelará... Los cielos se encienden con la aurora del día eterno, y cual melodía de cánticos angélicos llegan a sus oídos las palabras: “Manteneos firmes en vuestra fidelidad. Ya os llega ayuda”... Nuestro amado Salvador nos enviará ayuda en el momento mismo en que la necesitemos. El camino del cielo quedó consagrado por sus pisadas. Cada espina que hiere nuestros pies hirió también los suyos. El cargó antes que nosotros la cruz que cada uno de nosotros ha de cargar. El Señor permite los conflictos a fin de preparar al alma para la paz. El tiempo de angustia es una prueba terrible para el pueblo de Dios; pero es el momento en que todo verdadero creyente debe mirar hacia arriba a fin de que por la fe pueda ver el arco de la promesa que lo envuelve... El ojo de Dios, al mirar a través de las edades, se fijó en la crisis a la cual tendrá que hacer frente su pueblo, cuando los poderes de la tierra se unan contra él. Como los desterrados cautivos, temerán morir de hambre o por la violencia. Pero el Dios santo que dividió las aguas del Mar Rojo delante de los israelitas manifestará su gran poder libertándolos de su cautiverio. “Serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve”. Malaquías 3:17. Si la sangre de los fieles siervos de Cristo fuese entonces derramada, no sería ya, como la sangre de los mártires, semilla destinada a dar una cosecha para Dios. Su fidelidad no sería ya un testimonio para convencer a otros de la verdad, pues los corazones endurecidos han rechazado los llamamientos de la misericordia hasta que éstos ya no se dejan oír. Si los justos cayesen entonces presa de sus enemigos, sería un triunfo para el príncipe de las tinieblas. El salmista dice: “Me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; me ocultará en lo reservado de su morada”. Salmos 27:5. Cristo ha dicho: “Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación. Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él”. Isaías 26:20, 21. Gloriosa será la liberación de los que lo han esperado pacientemente y cuyos nombres están escritos en el libro de la vida.—el Conflicto de los Siglos, 690-692.
>> Más información

Sin dolor para siempre, los redimidos cantan: “¡digno es el cordero!”, 26 de diciembre (Wed, 26 Dec 2018)
Se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado. Isaías 61:3. Millones bajaron a la tumba cargados de infamia, porque se negaron terminantemente a ceder a las pretensiones engañosas de Satanás... Pero ahora “Dios es el juez”. Salmos 50:6. Ahora los fallos de la tierra son invertidos... Ya no seguirán siendo débiles, afligidos, dispersos y oprimidos. De aquí en adelante estarán siempre con el Señor. Están ante el trono, más ricamente vestidos que lo que jamás lo fueron los personajes más honrados de la tierra. Están coronados con diademas más gloriosas que las que jamás ciñeron los monarcas de la tierra. Pasaron para siempre los días de sufrimiento y llanto. El Rey de gloria ha secado las lágrimas de todos los semblantes; toda causa de pesar ha sido alejada. Mientras agitan las palmas, dejan oir un canto de alabanza, claro, dulce y armonioso; cada voz se une a la melodía, hasta que entre las bóvedas del cielo repercute el clamor: “Salvación... a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero”. Apocalipsis 7:10. En esta vida, podemos apenas empezar a comprender el tema maravilloso de la redención... Ni con la mayor tensión de nuestras facultades mentales llegamos a comprender todo su significado. La longitud y la anchura, la profundidad y la altura del amor redentor se comprenden tan sólo confusamente. El plan de la redención no se entenderá por completo ni siquiera cuando los rescatados vean como serán vistos ellos mismos y conozcan como serán conocidos; pero a través de las edades sin fin, nuevas verdades se desplegarán continuamente ante la mente admirada y deleitada. Aunque las aflicciones, las penas y las tentaciones terrenales hayan concluido, y aunque la causa de ellas haya sido suprimida, el pueblo de Dios tendrá siempre un conocimiento claro e inteligente de lo que costó su salvación. La cruz de Cristo será la ciencia y el canto de los redimidos durante toda la eternidad. En el Cristo glorificado contemplarán al Cristo crucificado... Cuando las naciones de los salvos miren a su Redentor y vean la gloria eterna del Padre brillar en su rostro; cuando contemplen su trono, que es desde la eternidad hasta la eternidad, y sepan que su reino no tendrá fin, entonces prorrumpirán en un cántico de júbilo: ¡Digno, digno es el Cordero que fue inmolado, y nos ha redimido para Dios con su propia preciosísima sangre! Se ve que la misericordia, la compasión y el amor paternal se unen a la santidad, la justicia y el poder. Al mismo tiempo que contemplamos la majestad de su trono, tan grande y elevado, vemos su carácter en sus manifestaciones misericordiosas y comprendemos, como nunca antes, el significado del apelativo conmovedor: “Padre nuestro”.—el Conflicto de los Siglos, 708-710.
>> Más información

Siguenos y escuchenos en Tunien(movil)
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Iglesia Nueva Villahermosa -- Alijadores 101, Col. Nva. Villahermosa. Vhsa, Tabasco, MX. Todos los Derechos Reservados © 2017. -- Sitio en Línea desde el 07 de Febrero de 2015. Información y Desarrollo: Depto. de Comunicación 2015-2017.--; [ http://tawk.to/juanlg ]